17.6.17

2.

Soledad en tus huesos
Luceros de neblina
Destejiendo egos
Anhelando tu memoria
Entre ensoñaciones hallé un hueco 
Una sombra esquiva
En ella te vi pequeña, muy lejos
En un silencio que agota mi alma

28.5.17

1.


Miraba el ocaso desde el borde del acantilado que azotado por el mar parecía contagiarle la valentía que necesitaba para permanecer firme sobre su ser. Había tardado mucho en llegar y pensaba en el tiempo. Un tiempo invertido en cada paso hasta ese instante, pasos pequeños y grandes, retrocesos y caídas; todo le conducía y situaba en este ahora, valerosa y libre por poder presenciar la puesta que el astro brillante nos regala cada día.

9.3.17

Mari Carmen



"El cielo se vistió con tus sueños,
el sol nació para ti,
la luna se mudó a tu sonrisa 
y a tu pecho un nuevo latir".

Nuestra hija

7.12.16

Árboles

Los árboles me han dado siempre los sermones más profundos. Los respeto cuando viven en poblaciones o en familias, en bosques o en arboledas. Pero aún los respeto más cuando viven apartados. Son como individuos solitarios. No como ermitaños que se hubieran recluidos a causa de una debilidad, sino como seres grandes y aislados, como Beethoven o Nietzsche. En sus ramas más alta susurra el mundo y sus raíces descansan en lo infinito; pero no se abandonan ahí, luchan con toda su fuerza vital por una única cosa: cumplir con ellos mismos según sus propias leyes, desarrollando su propia forma, representándose a sí mismos. Nada es más sagrado, nada es más ejemplar que un árbol fuerte y hermoso. Cuando se tala un árbol y se muestra desnuda al sol su herida mortal, puede leerse toda su historia en el tosco y lapidario disco de su tronco: en sus anillos anuales y en sus cicatrices están descritos con exactitud toda lucha, todo sufrimiento, toda enfermedad, toda fortuna, toda recompensa. Años flacos y años abundantes, agresiones soportadas y tormentas sobrevividas. Y cualquier hijo de campesino sabe que la madera más dura y noble es la que tiene los anillos más estrechos, y que arriba en la montaña, en constante peligro, crecen las ramas más inquebrantables, las más fuertes y ejemplares.

Hermann Hesse

14.10.16

El paso del tiempo


Ensueños de esperanza

 Espejos versionados

Latidos prescritos

           Recuerdos en un bosquejo          

13.10.16

Sobre el mar el atardecer


No más tristezas
me dije hoy, y fijé mi vista
en el horizonte,
lleno de colores increíbles 


Versos de Carlos M. Valenzuela Quintanar

12.10.16

Flores de Octubre

Octubre llega...
Ni aire...
Ni fuego...

Ni agua...
Sino tierra...
Sólo tierra seremos...
Y tal vez, unas flores amarillas.

Versos de Neruda, Oda a unas Flores Amarillas

Fotos de una servidora

25.9.16

Mi impasible y mejor amigo Loki

Loki
Compañero de amor en la tristeza.
Resignado guardián en el encierro.
Y lealtad, de la cola a la cabeza.



Henry Kronfle

24.9.16

Fuerteventura


...Frente a la mar serena que me sonríe y sonríe a nuestras tragedias y flaquezas, y me arrulla con su canto, más viejo que la historia.
Unamuno.


14.9.16

Libre

Una gaviota contempla el atardecer y sigue el reflejo del sol perdido en el mar eterno



1.5.16

Madre por un suspiro



Un retoño de esperanza
nos regaló su firme presencia
Contagiaba vida con la fuerza de la suya.
Innegable su ser como leve; se me escapó, diminuto, como un pajarillo.
Desvanecido en la oscuridad sueño que sea luz en medio de esta penunbra.

7.6.15

Atardeceres

(...) Y siento que mi vida se va huyendo 
callada y dulce como la gacela.

Gabriela Mistral 









6.6.15

"Lo que no te mata te deja bien jodida como mensaje en la alarma del móvil"

Le das a nueva entrada.
Escribes dos frases y las borras.
Te quedas pasmado mirando la pared.
Te restriegas los ojos
Pones música y la quitas.
Suspiras.
Te pones a ver videos de youtube.
Cierras el canal.
Te rascas el brazo y te llevas las manos a las sienes.
Y si a estas alturas no te has desmoronado algo tienes que escribir.

Enciendo la música esta vez con las notas que concuerden con mi estado de ánimo; óptimo, que viene a expresarse con una macro nostalgia con estados puntuales de hiper vigilancia, desprecio y risa paranoica.

Después de año y pico sin escribir, el tema de hoy va sobre momentos necesarios.El título no tiene que ver.  Como se tienen muchos momentos necesarios escribiré el más reciente. 
Pero antes vamos a ponerle personaje a esto para disimular.

Elvira, (me llamo igual que la rica heredera de los Sims y es guapa) ve un documental en el que una preciosa y vulnerable cría cualquiera que comienza a vivir, sale de su madriguera. Un peligro la acecha, esto es así. Y si la historia  ha ido medianamente bien hasta aquí esa criatura va a morir. Elvira lo sabe, todos lo saben. La criatura se concentra en avanzar e intentar llegar al lugar donde tiene que llegar, donde le esperan sus padres (que ya les vale) . Mientras avanza el retoño no se lamenta, no es humano y no concibe el valor de la vida como tal; no hay nada de Ay, que injusta la vida, que acabo de comenzar a vivirla, en qué cabeza cabe que me tenga que enfrentar a un depredador a mi edad, si fue ayer cuando me puse de pie (aquí por ejemplo la cazadora es una serpiente, que tampoco tiene culpa... Pero aquí es la mala)

Aquí es una hija de la gran puta.

Elvira ve todo el panorama; algunas crías escapan, y la que va a caer lucha, causando una gran exasperación al televidente pues no tiene ninguna oportunidad.  La agarran por el cuello, zarandeadola violentamente y muere con dolor y agonía . Mientras tanto el resto de vástagos obtiene alguna ventaja (o no).

Elvira está medio acostada en su sofá llorando a moco tendido, abrazando un cojín. Pero llorando, llorando de verdad, con llanto sonoro. Y aun es por la mañana.
En ese instante da un respingo por lo de la hiper vigilancia y se reincorpora.

Y este es el momento que a Elvira le fue necesario para seguir adelante.

1.11.14

Noviembre



No perdono a la muerte enamorada,

 no perdono a la vida desatenta, 

no perdono a la tierra ni a la nada. 

En mis manos levanto una tormenta

de piedras, rayos y hachas estridentes

sedienta de catástrofes y hambrienta. 

Quiero escarbar la tierra con los dientes,

quiero apartar la tierra parte a parte

 a dentelladas secas y calientes. 

Quiero minar la tierra hasta encontrarte 

y besarte la noble calavera

y desamordazarte y regresarte




ELEGÍA, Miguel Hernández 

12.1.14

EONES DE SOLEDAD



                  
     22-diciembre-13   


Sueña donde no te haga falta respirar. Te esperan flores de mundo
en el campo; blancas y hermosas que te quieren agasajar y cuidar
Nuestra bella flor descansa y de vez en cuando acaricia nuestro mundo...

Mami, sin ti la soledad es infinita


8.1.14

De cómo me siento



La Noyée está a mi lado hacia el amanecer, pese a que mora en el agua  yo camino a temperatura normal. Cuando atardece y se oculta el sol comienzo a ser casi todo líquido y tirito con la Comptine d'Un Autre Été.
Me voy entumeciendo y  torpe, doy tumbos para entrar en calor. Inevitablemente choco, me resquebrajo  y caigo al suelo, que por suerte no es moqueta. Mis ojos, que ni están juntos ni ya ven bien, disparan señales erráticas a mi cerebro que hace aguas -nunca mejor dicho- , y hacen creerme que veo algo importante al final de mi reguero.Menudo desastre.

Al final miro, o creo ver, alguna cosa que identifico como mi miseria,  y musito , muy bajito, para que no me encierren y porque no puedo articular debidamente: - Al menos estás fuera de mí por un rato.

Cuando vuelvo a mis cabales y doy fe de que todo está en su sitio, excepto tal vez, mi cordura, me voy a la cama con la mantita y espero en posición fetal a la Noyée. Mi miseria está conmigo, todo está en su sitio.

Besos.


31.12.13

Final del Año


Ni el pormenor simbólico
de reemplazar un tres por un dos 
ni esa metáfora baldía 
que convoca un lapso que muere y otro que surge
 ni el cumplimiento de un proceso astronómico
 aturden y socavan
 la altiplanicie de esta noche
 y nos obligan a esperar
las doce irreparables campanadas.
 La causa verdadera
 es la sospecha general y borrosa
del enigma del Tiempo;
 es el asombro ante el milagro
 de que a despecho de infinitos azares,
 de que a despecho de que somos
las gotas del río de Heráclito,
 perdure algo en nosotros:
inmóvil.
Jose Luis Borges

Pues eso, que nos vamos.


7.11.13

Estamos aquí para reírnos del destino y vivir tan bien nuestra vida... que la muerte temblará al recibirnos. 
Charles Bukowsky

12.6.13

¡oh vaya! Últimamente comienzo los posts con un ¡Oh!

...Es que mola.

Encontré estas palabras entre los borradores que  oportunamente estaban escritas casi a finales de 2011. Debió ser que sin saberlo, algo en mí intuyó, "la intuyó a ella", o simplemente fue una casualidad. La verdad es que no importa, pues  ella siempre está rondando. 



No imagino cómo,
porque no depende
su conocimiento
 de lo que soy

Si  llegase a tener la certeza
si en un instante supiera
sería tarde para mí

 Como un sueño para los creyentes
para los excépticos
una neurosis

Aterrados 
de tambalearnos ante  la nada
el vacío

¡Cómo todo lo único  de nosotros
se quedará en el recuerdo de otros!


Buscamos lo que nos falta, 
en  las personas
  lo nuevo
  los recuerdos
en uno
En  la soledad,
 pudiendo encontrar algo en ella
si el resto del tiempo
nos sentimos acompañados

Sobrevivimos

a las pulsiones
manías
bloqueos
 pérdidas
rechazos
injusticia 

Buscamos algo más
y es fugaz

Nos perdemos en un raciocinio

pensando la emoción

Y  contrariados

seguimos avanzando

Isota.