6.6.15

"Lo que no te mata te deja bien jodida como mensaje en la alarma del móvil"

Le das a nueva entrada.
Escribes dos frases y las borras.
Te quedas pasmado mirando la pared.
Te restriegas los ojos
Pones música y la quitas.
Suspiras.
Te pones a ver videos de youtube.
Cierras el canal.
Te rascas el brazo y te llevas las manos a las sienes.
Y si a estas alturas no te has desmoronado algo tienes que escribir.

Enciendo la música esta vez con las notas que concuerden con mi estado de ánimo; óptimo, que viene a expresarse con una macro nostalgia con estados puntuales de hiper vigilancia, desprecio y risa paranoica.

Después de año y pico sin escribir, el tema de hoy va sobre momentos necesarios.El título no tiene que ver.  Como se tienen muchos momentos necesarios escribiré el más reciente. 
Pero antes vamos a ponerle personaje a esto para disimular.

Elvira, (me llamo igual que la rica heredera de los Sims y es guapa) ve un documental en el que una preciosa y vulnerable cría cualquiera que comienza a vivir, sale de su madriguera. Un peligro la acecha, esto es así. Y si la historia  ha ido medianamente bien hasta aquí esa criatura va a morir. Elvira lo sabe, todos lo saben. La criatura se concentra en avanzar e intentar llegar al lugar donde tiene que llegar, donde le esperan sus padres (que ya les vale) . Mientras avanza el retoño no se lamenta, no es humano y no concibe el valor de la vida como tal; no hay nada de Ay, que injusta la vida, que acabo de comenzar a vivirla, en qué cabeza cabe que me tenga que enfrentar a un depredador a mi edad, si fue ayer cuando me puse de pie (aquí por ejemplo la cazadora es una serpiente, que tampoco tiene culpa... Pero aquí es la mala)

Aquí es una hija de la gran puta.

Elvira ve todo el panorama; algunas crías escapan, y la que va a caer lucha, causando una gran exasperación al televidente pues no tiene ninguna oportunidad.  La agarran por el cuello, zarandeadola violentamente y muere con dolor y agonía . Mientras tanto el resto de vástagos obtiene alguna ventaja (o no).

Elvira está medio acostada en su sofá llorando a moco tendido, abrazando un cojín. Pero llorando, llorando de verdad, con llanto sonoro. Y aun es por la mañana.
En ese instante da un respingo por lo de la hiper vigilancia y se reincorpora.

Y este es el momento que a Elvira le fue necesario para seguir adelante.