1.5.16

Madre por un suspiro



Un retoño de esperanza
nos regaló su firme presencia
Contagiaba vida con la fuerza de la suya.
Innegable su ser como leve; se me escapó, diminuto, como un pajarillo.
Desvanecido en la oscuridad sueño que sea luz en medio de esta penunbra.