1.1.07

¡yo!



Qué puedo escribir, qué excusa puedo poner para hablar de mi misma, pues este blog es  tremendamente egocéntrico ya que lo formé a modo de terapia. No soy una chalada sé que mi oso Grumpi no puede seguirme la conversación cuando me siento sola. Así que escribo en mi blog, anodino entre miles de blogs de gente súper interesante que lee un montón, pero es mío. Ni viajo mucho para relatarlo a modo de viajera intrépida ni innovo o soy más antisistema que lo normal. Podría hacerme la interesante escribiendo que tengo mucho mundo interior y por eso escribo a modo introspectivo pero siento que si me pongo a presumir lo voy a empeorar. Tengo la suficiente autoestima para ver cualidades positivas en mí, pero carezco de ella  cuando he de reafirmarme o exponer en clase. Seguramente hablaré sobre cosas cotidianas u obvias. y tengo derecho a expresarme en el ciberespacio infinito. Y a aburrirles si ustedes quieren leerme.
Pues el blog se inaugura  con mis calcetines que  a simple vista no es algo profundo. La verdad es que me siguen acompañado en estos momentos que como se ha comentado, están siendo difíciles, pero sobretodo solitarios.




Las zapatillas rojas, el espantapájaros y el león cobarde. Los monos alados y la Bruja mala del Oeste

 La foto se la dedico a Deif y "sus monos voladores", expresión que él había escuchado años atrás en algún capítulo de Los Simpsons,y que utilizando con desdén y ceño fruncido, puso fin no hace mucho a una discusión tonta.